7 de octubre de 2011

Tu Ojos




Tus ojos
Tus ojos silencian la noche, tan llenos de calma, tan quietos.
Tus ojos acallan las ramas, juguetes que bailan al viento.
Tus ojos envuelven la niebla que llena la alcoba de sueños.
Parecen dos leños que arden quemando la noches de invierno.
El cielo se agolpa en tus ojos, tejiendo la noche de negro.
Tejiendo las horas nocturnas de cosas que quitan el sueño.
Tus ojos, mujer, amontonan calor de mis años enteros.
Los años que fueron perdidos de noches gastadas sin ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario